SE INAUGURÓ MURAL EN HOMENAJE A PATRICIO BUSTOS EN EL BARRIO YUNGAY DE SANTIAGO


Patricio Bustos Streeter fue conocido como una figura pública cuando estuvo a cargo del Servicio Médico Legal, en donde desarrolló una línea de trabajo enérgica en el esclarecimiento de casos vinculados a violaciones de los derechos humanos, impulsando una modernización  en esta institución que permitió avanzar en la identificación de Detenidos Desaparecidos, trabajo llevado adelante con gran sensibilidad, humanidad y profesionalismo.
 La defensa irrestricta de los Derechos Humanos fue una opción de vida, de compromiso político y moral, que el Dr. Patricio Bustos nunca abandonó. Siendo estudiante de Medicina en la Universidad de Concepción en el año 68 ingresa al MIR, aportando en el desarrollo y crecimiento de la política revolucionaria impulsada por dicho Partido, vinculándose con los trabajadores del carbón, los pobladores y pescadores de la zona. Cursaba los últimos años de su carrera cuando se produjo el golpe de Estado y fue expulsado de la Universidad. Continuó adelante con la lucha clandestina de Resistencia en contra de la dictadura integrándose a la Brigada de Sanidad del MIR, posteriormente fue detenido por la DINA el año 1975, torturado brutalmente en Villa Grimaldi y otros centros represivos, permaneciendo desaparecido por varios meses, para posteriormente ser encarcelado, condenado y expulsado del país rumbo a Italia, en donde vivió el exilio, lugar desde donde continuó impulsando la lucha de solidaridad y apoyo a la Resistencia antidictatorial que se llevada adelante en Chile.
 Regresó al país a principio de los años noventa, cuando el MIR se había fragmentado producto de diferencias políticas internas que lo llevaron a su auto destrucción como Partido, pero continuó la lucha en el plano de los Derechos Humanos, “con los principios de la militancia intactos”,  como el mismo planteaba, agregando que “el mirismo es una opción de vida, algo que se lleva en la sangre, que está en el interior de nosotros y nunca nos abandona”, por eso su saludo y despedida lo acompañaba con la frase “un gran abrazo mirista”. El definió su accionar xpresando que: “en la vida hay que saber en qué lado de la vereda uno camina, yo he decidido ponerme en la vereda de los principios”. Precisamente esta frase se ubica en los cimientos del Mural realizado en su memoria.
El  sábado 14 de junio, el rostro sereno de Patricio Bustos acompañó a decenas de compañeras y compañeros que junto a sus familiares directos asistieron a la inauguración de un Mural realizado en su homenaje por el artista Felipe Ortiz Ruiz, ubicado en la intersección de las calles Compañía y Maipú, en el barrio Yungay de Santiago, a unos trescientos metros del Museo de la Memoria.

Irene Cambias
El acto se inició con la canción “Imagina” de John Lennon, una de las favoritas de Patricio Bustos, y la conducción del mismo estuvo a cargo de Irene Cambias, fundadora del Movimiento Contra la tortura Sebastián Acevedo, quien realizó una hermosa semblanza de la opción de vida político social asumida por el Dr. Bustos, relacionándola con la letra de la canción Imagina, que continuaba sonando suavemente mientras ella hacía la introducción de esta actividad, expresando, en parte de su semblanza que Patricio Bustos fue “ un joven estudiante antofagastino que llega a estudiar Medicina a Concepción, pues quería ser un servidor público, un ser muy sensible, de gran compromiso social; se incorpora al MIR y en la zona del carbón trabaja con los mineros, pobladores, pescadores, imaginando, como en la canción, construir una sociedad libre, una hermandad entre hombres y mujeres que compartan el fruto de su trabajo, un soñador que busca vivir en paz.”

Otro de los momentos intensamente emotivos en este acto se vivió cuando el Colectivo Teatro Mural, encabezado por Christian Cancino, puso en escena la vida de Patricio Bustos en una novedosa muestra de teatro callejero que vienen desarrollando desde hace muy poco tiempo, en el que trabajan en conjunto con el muralista y los familiares y compañero(a)s  para dar a conocer, mediante una pequeña obra teatral, pasajes esenciales de la vida de quien ha sido plasmado en el mural. “Esta expresión de teatro popular de la calle es inédita, dice Christian, en donde unimos el arte mural con la expresión teatral y comenzó con los murales de Ana González, Reinalda Pereira y Mariano Puga, obras que junto a la de Patricio Bustos forman parte de un proyecto mayor de  rescate de la memoria y que continuará adelante en el barrio Yungay”. En este caso, agregó Christian, “estuvimos reunidos un día entero con la familia de Patricio para poder interiorizarnos de él, más allá del personaje público que conocíamos”.  
La obra teatral expresó con maestría y emoción importantes pasajes de la vida del compañero Bustos, con la calle como escenario y el Mural como telón de fondo, lo que se complementó con música relativa a las distintas etapas de la vida de Patricio Bustos, reproduciendo además grabaciones con algunos extractos de entrevistas que lo hizo estar presente con su voz serena y firme, hablándonos de su comportamiento político, social y ético, en su quehacer como militante revolucionario y luchador social: “yo milité en el MIR en los años sesenta, estuve preso en los años setenta, estuve exiliado en los años ochenta, soy retornado en los años noventa y en el intertanto me titule de médico. He trabajado durante muchos años, me postulé al cargo del Director del Servicio Médico Legal, gané el concurso el año 2007 y desde ese tiempo he sido ratificado por las distintas autoridades para continuar a cargo de este Servicio. Hay que tener claro de qué lado uno se coloca, en que vereda se coloca, y uno tiene que colocarse en la vereda de los principios, el resto se adapta, los principios no.”

Felipe Ortiz, autor del mural, junto a Cecilia Bottai, esposa de Patricio Bustos
Luego de esta impactante puesta en escena a cargo del grupo Teatro Mural, habló el artista Felipe Ortiz, autor material del Mural, para expresar lo siguiente: “Mucha gente se involucró en este mural y el resultado es colectivo. Este mural es parte de un proceso, de un  conjunto de murales para hacer que este país no pierda la memoria, esa es la idea del proyecto. Este mural en homenaje a Patricio Bustos es el cuarto mural y es un honor retratar a una persona tan comprometida y honesta con su sentir de lo que él proyectaba y hablaba. Para realizar este mural me enfoque en su mirada, en sus gestos, y repliqué algunos símbolos que fueron muy importantes en el aporte que el generó. En  su delantal de médico está la Universidad de Concepción, en las solapas de la camisa está escrito SENDA y Servicio Médico Legal, y su corbata de color rojinegra representa al MIR. Esta es un poco la simbología incluida en el mural. Con la realización de este mural comenzamos a relacionarnos con la gente del  Centro Cultural  “El Sindicato” y ellos nos facilitaron la fachada completa del lugar, entonces esta es la primera pieza de un gran mural que se va realizar en toda esta esquina. Comenzar con el Dr. Patricio Bustos es muy importante, ya que él fue una cadena fundamental en la recuperación e identificación de cuerpos, entonces es algo mágico que el próximo mural en este lugar sea sobre los Hornos de Lonquén.”.
Conversando con Felipe pude saber que tiene 33 años, estudió Diseño Gráfico en la Universidad de Chile, pinta desde los 16 años y su temática tiene que ver con la memoria, la identidad y la crítica social; respecto a la técnica que utiliza expresa: “Yo trabajo con la mancha, pura mancha, todo lo trabajo en ese código plástico, entonces con las manchas de colores voy formando la sensación de un ojo, por ejemplo, porque yo no hago un ojo, yo hago las manchas y al mirarlo de lejos se ve un ojo, también trabajo con la ralla, que son los códigos de la ilustración.” Respecto a la importancia que tiene el utilizar los muros para expresar su arte, manifiesta: “Lo mágico que tiene el mural es que no está encerrado al interior de un edificio, sino que está expuesto hacia afuera, cubre todo lo que es el tránsito, de las micros, de los autos, de la gente caminando, entonces el mural se acerca a ellos y eso es lo importante del muralismo.
Numerosos testimonios fueron entregados durante la inauguración del mural.
Flor Laso, de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados de Paine envió una carta en donde resalta las características personales de Patricio Bustos y la forma en cómo las acogió y acompañó en la solución de su doloroso proceso. En ella manifiesta que “fue muy humano, atento y diligente en todo momento. Hacía mucho tiempo que no sentíamos calor humano en los distintos servicios públicos donde debíamos hacernos presente. Hoy pensamos que hacen falta personas como don Patricio Bustos, con estos valores humanos que ayudan a engrandecer el servicio público, al hombre, a la humanidad y al país.”
Por otra parte, Marcial Muñoz, a nombre de los compañeros y amigos de Concepción, al dirigirse a las y los presentes, habló del compromiso social y político como militante del MIR de Patricio Bustos
Por último, a nombre del Servicio Médico Legal intervino Francisca Pesce, quien resaltó la impronta que dejó Patricio Bustos durante los 9 años en que fue Director de esta institución.
También se leyeron saludos enviados por compañeros del exilio en Milán y de su hermano Waldo Bustos, quien vive en Antofagasta.

Ana Gamboa, impulsora del proyecto
La impulsora de todo este proyecto es Ana Gamboa, integrante  del Grupo de Amigas de Reinalda Pereira, un  “motorcito” que ha convocado a muchas personas a involucrarse en este proyecto de rescate de la memoria, que ya lleva cuatro murales terminados: el de Ana González, el de Reinalda Pereira , el de Mariano Puga y el de Patricio Bustos. Ana dice que “Este es un proceso que continúa adelante, en el que seguiremos rescatando la memoria, junto a Felipe y los muchachos del Taller de Teatro Mural”. Más adelante agrega,“ en el caso específico de este mural, me contacté primero con Margarita Romero, pero se encontraba fuera de Chile y me dijo que me contactaría Luisa, a quien conocí en actividades de derechos humanos y sabía que era amiga y compañera de Patricio Bustos, ya que ella lo conocía desde Concepción. Nos coordinamos y ella empezó a contactarse con los amigos, con los colegas, con los compañeros de Pato  y ella se encargó de conseguir los recursos. Así salió adelante esto.”

Al finalizar este acto, los familiares de Patricio Bustos, su esposa Cecilia Bottai, sus hijos Valentina y  Rodrigo, junto a sus pequeñas hijas, expresaron sus agradecimientos a todas y todos quienes participaron en la concreción de este hermoso trabajo,  resaltando el  cúmulo de emociones provocadas durante la puesta en escena realizada por el Teatro Mural. 








Guillermo Correa Camiroaga, Santiago 14 de junio 2019



Comentarios

Entradas populares de este blog

CRÓNICA DE UNA CUENTA PÚBLICA EN UN VALPARAÍSO SITIADO

Se instala placa de mármol que recuerda a los detenidos desaparecidos de la Universidad Católica de Valparaíso(Monumentando la Memoria)

¿Tiembla la Armada?:Estatua de Merino tapiada.En la funa mensual a la estatua del almirante